Subproductos de proceso disponibles

El aislamiento OKTO es un subproducto obtenido de la escoria líquida de ferrocromo mediante un proceso de granulado. Este material ofrece tanto una capacidad de aislamiento térmico superior a la de los materiales naturales así como también mayor capacidad de carga. Es especialmente adecuado para estructuras de carreteras y zanjas de drenaje. El tamaño típico del material de aislamiento OKTO en la producción estándar es 0–11 mm. 
 
El aglomerado OKTO se fabrica a partir de escoria de ferrocromo enfriada con aire mediante un proceso de triturado. Gracias a la mayor firmeza que ofrece, es ideal para crear asfalto resistente al desgaste y recubrimientos de hormigón. Los tamaños típicos del aglomerado en la producción estándar son 0/5 mm, 4/8 mm, 4/11 mm, 8/11 mm, 10/16 mm y 16/22 mm. 
 
Aglomerado Croval es el material preferido para estructuras resistentes al calor en chimeneas con un punto de fusión de 1700º C. Es completamente estable y no permite la erosión.

Los subproductos de Outokumpu están disponibles en el Reino Unido a través de Harsco Metals & Minerals, la cual ofrece soluciones ambientales sostenibles para coproductos de la producción de acero.

El uso de escoria de la fabricación de acero inoxidable en la producción de asfalto tiene importantes beneficios sociales y ambientales: En cuanto a los beneficios sociales, el asfalto que contiene escoria de la fabricación de acero inoxidable aumenta la durabilidad de la superficie de la carretera, lo que aumenta la vida útil de la misma y, por tanto, reduce la necesidad de reparaciones y los problemas de tráfico asociados con ellas. La superficie de estos asfaltos también muestra excelentes propiedades que benefician al usuario de la carretera tales como buenos índices de agarre, resistencia al derrape, resistencia a los surcos y la deformación, así como menor riesgo de derrape en superfice mojada.

Además, el uso de escoria como sustituto de un recurso natural reduce la necesidad de dañar de forma activa al planeta mediante la extracción de materias primas vírgenes, lo que puede disminuir la presión que la minería puede ejercer en las comunidades y los ecosistemas cercanos a las minas y ayudar a conservar la belleza natural de la zona.