​​​​​​​​​Aceros para rendimiento a temperaturas : elevadas a 550 °C o más

 

Una vez que las temperaturas ascienden, la corrosión y la deformación del material por alta temperatura se vuelven problemas muy reales. En la mayoría de los casos, la solución está en el empleo de uno de nuestros  aceros austeníticos para temperaturas elevadas, los cuales pueden contener niveles superiores a los normales de elementos de aleación, como cromo y níquel, así como de cerio y silicio, según el ambiente de que se trate.

Un aspecto importante que se debe considerar, en caso de temperaturas elevadas, es que la resistencia a la termofluencia suele ser el factor principal en el dimensionamiento. Esto significa que, al elegir el material correcto, usted no solo prolonga la vida útil de su aplicación, sino que también puede especificar un material más delgado y ahorrar en el costo total. Lo anterior es particularmente cierto en el caso de nuestros aceros austeníticos para temperaturas elevadas Outokumpu 153 MA™ y Outokumpu 253 MA™.

Ponga nuestra experiencia a trabajar por usted. Contacte al personal de ventas de Outokumpu para informarse mejor

 Aceros austeníticos para temperaturas elevadas

OutokumpuENATSM
​49481.4948​ ​304H
​48781.4878​​321
​ 153 MA™​1.4818-
​4833​1.4833​309S
​253 MA® ​1.4835-
48451.4845310S
4841​1.4841314

 Propiedades

Los aceros inoxidables austeníticos para altas temperaturas son principalmente optimizados para resistir la oxidación y corrosión a altas temperaturas. Sin embargo, también tienen buenas propiedades mecánicas, en parte debido a su estructura austenítica y a ciertos elementos aleantes empleados.

Cuando se utilizan éstos aceros en un diseño, usualmente se emplean valores de resistencia a la tensión para construcciones que resistan temperaturas hasta de 500 °C. Arriba de ésta temperatura se utilizan valores de resistencia a la termofluencia.​

 Descargas

Descargas


Shows the list of publications in the main column